Listado de la etiqueta: marketing online

Kit Digital Somos agentes digitalizadores

Somos agentes digitalizadores del Kit Digital

Ya os hemos ido hablando en nuestras redes sobre las ayudas del gobierno para favorecer…

¿Cuál es el mejor canal para hacer publicidad digital?

¿Cuál es el mejor canal para hacer publicidad digital?

Muchas empresas se preguntan en qué plataforma les conviene anunciarse: ¿Google Ads, Facebook Ads, …? Lo cierto es que no hay una respuesta concreta, pues es algo que dependerá de varios factores, entre ellos: el público al que se quiere impactar, los objetivos que se establezcan y el presupuesto disponible. Es decir, que cada plataforma se trabaja de forma diferente.

El mundo digital ha cambiado la forma en que los usuarios se relacionan con las marcas. Tener una estrategia de marketing digital es esencial para aumentar la visibilidad, la reputación y las conversiones.

Una parte importante de toda estrategia de marketing digital en una empresa es la publicidad digital. Las opciones pueden ser variadas, muchos negocios se preguntan cuál es la plataforma ideal para sus campañas. En este artículo, compartiremos algunas de las características, ventajas y desventajas de las plataformas de publicidad más populares que podemos encontrar hoy. ¿El objetivo? Hacer que cada negocio tome la decisión más adecuada y obtenga los mejores resultados posibles.

¿Cuando usar Google Ads?

Como el motor de búsqueda más popular y ampliamente utilizado en el mundo, Google es considerado el líder de facto en la publicidad en línea.. Todas las empresas aspiran a obtener el mejor posicionamiento mediante técnicas SEO, pero aparecer en los primeros puestos no es tarea tan fácil.

El mejor complemento del SEO es el SEM. Google Ads ofrece diferentes formatos de anuncios. Con una buena segmentación y la elección adecuada de keywords se pueden obtener excelentes resultados.

La plataforma de publicidad de Google es una de las más conocidas y resulta útil tanto a empresas B2C como a empresas B2B. Google Ads permite anunciarse en la red de búsqueda más popular, colocando el anuncio entre los primeros resultados para las palabras clave elegidas.

Esto es muy interesante cuando queremos impactar a un público que ya tiene claro lo que busca. En general, este público está más preparado para comprar el producto o adquirir el servicio, pues ya lo está buscando activamente, por lo que la conversión es bastante alta. Eso sí, es importante que el diseño del sitio web sea idóneo para cerrar la venta.

Google Ads es adecuado para alcanzar un público objetivo muy amplio, generando tráfico y leads a corto plazo. El presupuesto y el CPC máximo se pueden ajustar en todo momento, así como los días y horas en que queremos que se muestre el anuncio.

Otra posibilidad que ofrece Google Ads es anunciarse en la red de Display. En ese caso, el anuncio aparecerá en otras páginas mediante banners. Esto puede ser interesante tanto para el branding de la empresa como para cerrar ventas que se quedaron a medio camino. Las estrategias de remarketing de Google Ads logran estupendos resultados, pues se enfocan únicamente en un público que ya tiene interés en el producto o servicio ofertado, reduciendo costes y maximizando la conversión.

¿Desventajas? Google Ads puede ser algo más costoso que otras plataformas de anuncios, especialmente si las palabras clave elegidas son muy competidas. Además, la configuración de los anuncios es algo compleja y deja poco espacio a la creatividad.

Por otra parte, la configuración de las campañas en Google Ads es compleja. Por lo que conviene contratar a una agencia especializada para que diseñe y gestione la publicidad. Aunque es cierto, que cada vez Google facilita más que cualquier persona sin conocimientos de marketing, pueda lanzar y gestionar sus propias campañas.

¿Cuando usar Facebook Ads o Instagram Ads?

Anunciarse en Facebook es una muy buena elección para las empresas B2C que quieren realizar campañas de branding ante un público lo más segmentado posible. En lugar de elegir las palabras clave deseadas, Facebook ofrece la posibilidad de segmentar mediante categorías como edad, sexo, ubicación, intereses y comportamientos.

Además, los anuncios en Facebook también se pueden mostrar en Instagram. Esto hace que las posibilidades de encontrar personas interesadas en la marca se multipliquen, especialmente si tu buyer persona es joven.

Facebook ha estado perfeccionando y mejorando su solución publicitaria durante varios años. Hoy en día, Facebook Ads es un pionero en el ámbito de las redes sociales publicidad digital y se ha convertido en una parte central de las estrategias de marketing digital de muchas empresas.

Al final esta plataforma nos puede permitir alcanzar a miles de personas con un presupuesto muy ajustado. Por eso, con una buena segmentación y un anuncio atractivo, será posible conseguir un excelente retorno de la inversión. Al igual que Google Ads, Facebook cuenta con una audiencia global realmente amplia.

Uno de los inconvenientes de Facebook Ads es que no permite elegir las horas del día en que queremos mostrar el anuncio, así como tampoco seleccionar las keywords exactas.

¿Cuando usar Linkedin Ads?

A pesar de ser una red menos atractiva, en términos de publicidad digital una correcta gestión de Ads en LinkedIn puede ser la herramienta ideal para ganar presencia de valor en el mundo B2B. Sus principales ventajas son las siguientes:

Permite segmentar los anuncios por cargo según usuario, tamaño de empresa, área de trabajo, edad, experiencia, sector, etc. Te hace posible llegar a perfiles muy específicos.

Más allá de poder vender a diferencia de las redes sociales más populares, Linkedin es perfecta para hacer una publicidad más concreta.

Podemos elegir formatos sencillos de digerir por el usuario: contenido patrocinado, texto, anuncios dinámicos, display e inmail.

Además, Linkedin nos puede permitir personalizar nuestros anuncios incorporando nuestras propias imágenes y argumentos de venta. También da la opción de promocionar los mejores contenidos, consejos que hayamos publicado en la página de empresa.

Y por último, no establece una cuota mínima, lo que hace posible que cualquier negocio se pueda anunciar.

Recordemos que LinkedIn es una gran plataforma de networking, lo que la convierte en la red social ideal para hacer contactos con profesionales, proveedores y personal calificado por sector; de ahí la importancia de hacer una correcta segmentación en nuestros anuncios.

¿Cuando usar Twitter Ads?

La publicidad en Twitter permite alcanzar a esta audiencia mediante tweets promocionados. Estos tweets están marcados con un pequeño símbolo, pero por lo demás se insertan de manera natural en la cronología de los tweeteros y pueden ser respondidos, retweeteados, marcados como favoritos… En resumen, se comportan como cualquier otro tuit, pero con un alcance potencial mucho mayor y con la posibilidad de añadir elementos visuales a través de las “cards” para incrementar la conversión.

Para mejorar tus resultados y ROI con los anuncios de Twitter, lo primero que necesitas es contar con objetivos claramente definidos. En función de ellos, puedes aprovechar las posibilidades que ofrecen sus diferentes tipos de campañas:

  • Seguidores. Esta es la opción que te interesa si lo que buscas es incrementar tu audiencia, pero no te olvides de interactuar con tus nuevos seguidores si quieres que mantengan su atención en ti. En este caso, el modelo de pago es por cada seguidor nuevo.
  • Clics en sitio web o conversiones. Permite enviar tráfico a la página de tu web que escojas (¡recuerda optimizar tu landing page para móviles!) y hacer un seguimiento de métricas como descargas o compras a través de píxeles de conversión. Si escoges este tipo de campaña, pagarás por cada clic.
  • Interacciones. Si buscas generar ruido y notoriedad, esta es tu mejor apuesta. En este caso, pagarás por cada acción de los usuarios: clics, respuestas, retweets, me gusta…
  • Instalaciones o interacciones de aplicaciones. La publicidad en Twitter es una gran herramienta para promocionar tu aplicación, ya que el 85 % de los usuarios usan esta red desde teléfonos móviles. Aquí puedes optar entre dos modelos de pago: por cada visita a Google Play o Apple Store o, directamente, por cada descarga de la aplicación.
  • Clientes potenciales o lead generation cards. Las lead generation cards te permiten crear una lista de usuarios interesados en tu marca sin necesidad de abandonar Twitter. Como dejar su nombre y email solo les llevará un par de clics, es una gran manera de ponérselo fácil para incrementar tu base de datos. En este tipo de campaña pagarás por cada usuario registrado.
  • Reproducciones de vídeo. Esta modalidad de publicidad aún está en fase beta (bajo solicitud), pero se prevé que próximamente esté disponible para todos los anunciantes. Puedes usarla para integrar en Twitter tus campañas de vídeo y disfrutar de los beneficios de este formato. Se paga cada vez que el vídeo sea 100 % visible en la cronología del usuario y haya sido visto durante al menos tres segundos.
  • Personalizada. Esta es la campaña más abierta, ya que no tiene unos objetivos definidos y se paga por cada acción del usuario. En general no suele ser la más óptima, pero puede funcionar para aquellos anuncios que no encajen en los objetivos anteriores.

En conclusión, los beneficios de la publicidad en Twitter dependen de las opciones que escojas, pero incluyen hacer crecer tu comunidad, incrementar las visitas a la web y conversiones, estimular la interacción y notoriedad, fomentar las descargas de tu aplicación, aumentar tu base de datos de clientes potenciales y promocionar tus contenidos en vídeo. Sea cual sea tu objetivo, recuerda que la segmentación es clave para crear una campaña realmente efectiva.

Ahora es tu turno!

Teniendo claro las diferencias, ventajas y características de cada plataforma, puedes ir más en seguro a invertir en publicidad digital. Antes de irte por una plataforma u otra, te sugiero tener muy claro qué quieres lograr, quién es tu buyer persona y cómo es el mercado.

¿Quieres que realicemos una consultoría? ¿O nos quieres hablar de tu proyecto?

¡Hablemos!

Cualquier tiempo pasado no fue mejor.

Cualquier tiempo pasado no fue mejor

Marketing digital frente a marketing tradicional

Para las personas que no somos expertas en el tema del marketing, esta palabra suena a “moderna”. No me imagino a mi madre diciéndole a mi abuela que quería estudiar “marketing”. Ella era más bien de “mecanografía” o de escribir albaranes y facturas de esos que se redactaban con triple copia con aquel papel carbón que ensuciaba lo que no estaba escrito (en este caso “lo que estaba escrito”). Algún día se descubrirá que este método lo cargaba el diablo.

Ahora bien, lo que está claro es que el marketing digital difiere muchísimo del llamado marketing tradicional. No se vende ahora como se vendía antes. De hecho, las grandes empresas disponen de departamentos que se encargan de estrategias de tipo digital, abandonando las más tradicionales. Nos podríamos preguntar el porqué de que se haya optado por este cambio y las respuestas aparecerían de forma diáfana.

Sus diferencias…

  • Con el marketing digital podemos calcular y saber exactamente, gracias a que todo queda automáticamente registrado, cuánto dinero estamos produciendo. Con el marketing tradicional no sabremos si aquel producto ha llegado a más o menos personas y si estas han decidido comprarlo o acceder a un determinado servicio.
  • Gracias al marketing digital el producto o servicio se encuentra disponible a todas horas y desde cualquier dispositivo. Si me apetece levantarme a las 4 de la mañana para consultar el precio de unas salchichas de tofu, Internet siempre se mantendrá despierto para saciar mi curiosidad. Sin embargo, he descubierto que el anuncio de la charcutería de mi tía Enriqueta solo lo pasan por la tele local a las nueve de la noche y luego ya nadie se acuerda de él. Todo anuncio que sale por la televisión, la radio o por la publicidad impresa goza de la condición de ser efímero.
  • La sobrexplotación de anuncios al ver televisión, escuchar la radio o leer el periódico provoca una saturación que provoca desinterés en el espectador, oyente o lector. Con el marketing digital, esos anuncios van dirigidos a un tipo de compradores potenciales que, después de considerar que ese producto conseguirá llenar de felicidad su vida, lo comprarán con un solo “clic”.

La comunicación y la economía…

  • Con el marketing tradicional no conseguimos feedback por parte del comprador. No pasa lo mismo con el digital, que permite conocer la opinión de los clientes casi inmediatamente, ya sea a través de comentarios en la web, en redes sociales, correos electrónicos, etc. Esta retroalimentación, ya sea positiva o negativa, se reducía en el tradicional a un número de teléfono con el que ponerte en contacto con el vendedor. Siempre es más divertido oír la opinión de los haters que desmontan un producto vociferando a los cuatro vientos que “Este producto es una estafa”, “No lo volveré a comprar jamás”, “Horrible” o insultos varios, siempre desde un espíritu creativo y constructivo, por supuesto.
  • Otra de las grandes ventajas del marketing digital es el tema económico. El digital es mucho menos costoso que el tradicional. No hay que gastar grandes montones de dinero en publicidad, lo cual provoca que pequeñas y medianas empresas encuentren en él una forma de poder publicitar sus productos o servicios. Cierto es que este marketing, frente al tradicional, puede requerir más tiempo; no obstante, ciertas herramientas pueden hacer más fácil la gestión de redes sociales, cuentas, empresas, etc.

Cuando Jorge Manrique afirmaba en sus Coplas a la muerte de mi padre que “Cualquier tiempo pasado fue mejor” no pensaba en el marketing digital, está claro. Debo decirle a mi tía Enriqueta que me deje crearle un anuncio en Facebook o en Instagram, porque, aunque sus clientes quizás no tengan cuenta, quizás atrae a algún instagramer a comprar un kilo de lenguado.

Los pilares del Marketing online

Los Pilares del Marketing Online

pilares del marketing digital

Hola amigos!

Veo que las empresas que deciden contratar servicios de Marketing Online no saben por dónde empezar.

Pero realmente… ¿por dónde empezar?

 

Hace unas semanas, me hicieron una comparación que me gusto mucho y, con permiso, la copio. El marketing Online es como una mesa, y para que ésta se aguante necesita 4 patas. Y las cuatro patas de nuestra mesa son:

 

  1. Redes sociales

  2. Posicionamiento orgánico SEO

  3. Posicionamiento de Pago Por Click (SEM)

  4. Marketing de contenidos

 

¿Pero todas las empresas deben usar desde un principio las cuatro opciones?

Cuando combinamos estas opciones entre ellas, las matemáticas es cuando se trastocan, porque 2 + 2 no dan 4, sino 5. Esto quiere decir que las sumas de estos esfuerzos es exponencial.

Por ejemplo, si basamos nuestra estrategia inicial en marketing de contenidos, las redes sociales serán las mejores aliadas para dar difusión a estos artículos e interactuar con nuestra audiencia para ver reacciones.

Si tenemos un tipo de producto/servicio atípico, una campaña de Adwords con la Red Display, junto con un acercamiento al público en redes sociales podría ser la fórmula ganadora para empezar nuestra andadura en este mundo.

Aunque la combinación más habitual (pero no por ello siempre la mejor) es SEO y SEM. Para ser más exactos, Adwords de la Red de Búsquedas.

Resumiendo, una vez tenemos una web actualizada y bien preparada para nuestro público, hay que hacer un paso más, y es el Marketing online. El presupuesto es algo muy limitado y más en pequeñas empresas, por ello, lo mejor es analizar las necesidades de nuestra empresa y nuestro público objetivo e ir implementando una estrategia escalonadamente. De esta manera, podremos ir observando qué funciona mejor y continuar cuando la primera fase este bien asentada y continuar con las siguientes para alcanzar el objetivo de usar todos los canales para llegar al máximo público posible usando el mayor número de canales para así tener un ROI mayor.

En qué fase te encuentras más cómodo?